«…Queda atrás el mundo de lo ilimitado, de lo inalcanzable, de lo inasible, donde lo irracional reina enteramente con la idealidad de hacer de su rico caos un mundo organizado, y entra más y más el mundo de una naturaleza que pertenece más al cielo que a la tierra, que tiende a liberarse espontáneamente del peso de algunos elementos muy materiales y se aleja del instinto, al que percibe como una opacidad contraria a su naturaleza áurea, volátil, transparente de limpidez espiritual, como las paredes de cristal en que busca luz y claridad. Ello no le impide el orden concreto, objetivo y organizado de la creatividad supracerebral y transformadora del mundo de la energía, las ondas y la electrónica, hacia una Edad de Paz.»

La Supremacía de la Jñana-Yoga en la Era del Saber: Dr. David Juan Ferriz Olivares.